Cómo facilitar la navegación de contenidos en nuestra web

Cómo facilitar la navegación de contenidosEn estos tiempos en que todos hablamos de marketing de contenidos, parece que nos olvidamos de su principal objetivo: conseguir más visitas y fidelizar al usuario. Y para ello no solo debemos ofrecerle contenidos de calidad, sino también facilitarle el acceso a estos contenidos.

He leído recientemente diversos artículos en los que se le da toda o casi toda la importancia a los factores “caja de búsqueda” y “miga de pan”. No vengo a desmontar ninguna teoría, ya que por mi edad y experiencia no me considero una gurú de la usabilidad ni del marketing de contenidos. Tampoco quiero quitarle la importancia a estos dos factores, porque tenerla la tienen, pero… ¿no nos estamos saltando un paso previo?

Una navegación intuitiva

Hemos conseguido que el usuario aterrice en nuestra página web (sea por tráfico directo, de referencia o desde los motores de búsqueda). Bien. Ahora queremos que se quede, y no solo eso. Queremos que regrese. Para ello es muy importante que nuestro lector no se haga un lío y sepa cómo encontrar lo que busca con un vistazo rápido al menú (a la arquitectura de la información), un menú reforzado por un diseño intuitivo.

Caja de búsqueda y ‘breadcrumb’: complementamos

Ahora sí, vamos con estas herramientas. Es complicado que el usuario encuentre absolutamente todo lo que busca mediante el menú, y más en tema contenidos. Por ello estos dos aspectos se tornan importantes en aras de reforzarla (ya he dicho que no venía a quitarles importancia).

La caja de búsqueda

¿Qué pasaría con aquellas webs que llevan publicando desde hace tiempo? ¿Y si el usuario necesita recopilar todos los contenidos publicados acerca de un tema en concreto? Esta caja devuelve los resultados de búsqueda según el criterio o palabra clave introducida por el usuario, utilizando la base de datos de la página en cuestión.

Migas de pan o Breadcrumbs

¿Os acordáis cuando Hansel y Gretel se adentraban en el bosque tirando migas de pan a su paso para no perderse y poder regresar después a su casa? Es una analogía. Nos ocurre en muchas ocasiones que no sabemos en qué parte de la web nos encontramos ni qué ruta hemos seguido para llegar hasta la página que estamos visualizando.

Las migas de pan son muy útil sobre todo si el usuario llega a un contenido desde buscadores. Si pincha en la tecla Retroceder del navegador, el navegador le llevará de regreso a Google o al buscador que esté utilizando. Sin embargo, siguiendo las migas de pan, podrá acceder a niveles superiores de navegación, lo que le permitirá acceder a otros posts o artículos de temáticas similares.

Y vosotros, ¿reforzáis vuestra navegación intuitiva con estas herramientas?

Imagen ilustrativa
Gracias a Gerard Avila por la imagen.

Cómo atraer usuarios mediante un diseño intuitivo

Está claro que una página web puede atraer a una gran cantidad de lectores mediante textos claros, un diseño convincente y una navegación intuitiva. Es por ello que cada web, cada blog, cada Landing Page, cada perfil en redes sociales… tiene que estar diseñada y orientada a nuestro cliente o público objetivo.

Sin embargo, algunos diseñadores principiantes no acaban de respetar las normas de usabilidad y arquitectura de la información dando lugar a diseños chulos pero poco intuitivos, lo cual confunde al usuario y, en especial, a aquel que accede a nuestra página por primera vez.

En esta ocasión, hemos adaptado un artículo publicado en FullQuota que ofrece una serie de consejos de diseño para páginas webs.

Una navegación sencilla

Es bien sabido que el sitio donde más se fija un usuario al entrar en una página web es la zona superior izquierda. Luego… es aquí donde el usuario espera encontrar el logo de nuestro negocio y las secciones más importantes de nuestro menú. Y cada página tiene que ser fácil de entender y de navegar.

Términos de navegación obvios

Cuando creamos menús de navegación debemos ponernos en la piel del usuario. Al acceder a nuestra página web, nuestro público espera encontrar una pestaña de “Quiénes somos” o “About us”, otra de “Contacto”, otra de “Servicios” o “Qué hacemos”, etc. No nos compliquemos la vida con palabras creativas que acabarán confundiendo a los clientes, y tiremos de la obviedad.

Espacios en blanco y contraste

Pues eso. Que son necesarios los espacios en blanco entre párrafos y márgenes suficientes para que el texto pueda respirar. Y en cuanto al contraste… nada de utilizar colores semejantes en fondo y letra, si no queremos que nuestro público se quede ciego.

Fácil lectura para usuarios y buscadores

Vamos a evitar los grandes bloques de texto y vamos a utilizar encabezados y negritas. Incluso vamos a aprovechar el hipertexto para enlazar con otras informaciones de interés dentro y fuera de la página. Los usuarios leen en diagonal. Siguiendo estas directrices conseguiremos que aun leyendo de este modo, se queden en nuestro sitio.

Por otra parte, esta forma de organizar y subrayar la información más importante ayudará a mejorar el posicionamiento en buscadores de nuestra página.

¿Sigue vuestra web todas estas recomendaciones?

Arquitectura de una web. Tu proyecto

Arquitectura de una web. Mapa de contenidosEn el post anterior os iniciábamos en el concepto de Arquitectura de la información. Sin embargo, ¿cómo aplicamos este concepto a un proyecto web?

Para empezar, hay una serie de cosas que tendremos en cuenta antes de comenzar. Debemos plantearnos:

  • Los objetivos estratégicos de nuestro negocio.
  • El público objetivo al que te vas a dirigir en la red.
  • Los recursos que tenemos para desarrollar todo esto. Preguntarnos si se puede hacer y quién se va a encargar de llevarlo a cabo.

A la hora de plantear la nueva arquitectura de una web, podemos partir de dos situaciones:

Rediseño de una página

En este caso habrá que ver de qué información disponemos ya y organizarla de una manera lógica. No hace falta ser Cervantes ni tener un Pulitzer para esto. En todo caso, podemos echar un vistazo en páginas similares para ver cómo organizan sus informaciones.

Realización de una web desde cero

En este caso tenemos material, pero no sabemos muy bien cómo enfocarlo. Será muy práctico averiguar qué páginas web podrían servirnos de referencia. No para copiarlas, ojo. Nos servirán para guiarnos a la hora de crear los “cimientos” de nuestra web.

Tareas útiles para representar la AI de tu proyecto

Para construir de manera efectiva una arquitectura de la información, vamos a tener en cuenta:

Prioridad y estrategia

Dar prioridad en nuestra estructura a aquellos productos o contenidos con los que queremos llegar al usuario.

Mapa de contenidos

Representar la organización de esos contenidos de manera que se vea claramente cuántas secciones hay, cuantas sub-secciones alberga cada una de ellas y la relación que se establecerá entre todas estas páginas internas. Puede hacerse a mano sobre papel, o bien pueden utilizarse potentes programas que existen para ello, como MindManager.

Wireframes

Ya, que os suena a chino. Se trata de dibujos en blanco y negro realizados a mano o en programas como Axure o Photoshop, donde se refleja página a página dónde va cada módulo de información previamente pensado en el mapa de contenidos actual. Para enemigos de los anglicismos lo llamaremos “Prototipo”.

Es labor del diseñador gráfico dar al wireframe el lay out o diseño final.

Espero no haberos aburrido demasiado! 😀

Imagen ilustrativa con Algunos derechos reservados
Imagen Mapa de Contenidos por CannedTuna

Arquitectura de una web. Definición

La arquitectura de la información es la organización de contenidos en una estructura textual. Aplicado a la web digamos que es lo mismo, solo que el objetivo final es que el usuario encuentre fácilmente lo que busca.

A mi me gusta compararlo con el libro que conocemos de toda la vida. Antes de la revolución digital, la gente se leía los libros de forma lineal, pero eso ahora ha cambiado. La arquitectura de la información tradicional serían aquellos extensos índices que encontrábamos en las primeras páginas de cualquier manual.

En Internet, buscamos cosas concretas y no queremos leer por obligación lo que las empresas quieren decirnos. Al contrario. Lo que queremos es dar con aquellos contenidos que nos interesan, productos, servicios concretos, encontrar cómo contactar con la empresa. A continuación os mostramos una infografía subida por murdocke23 en Flickr, que representa muy bien lo que quiero decir:

Arquitectura de una web

Imagen con Algunos derechos reservados

¿Por qué esta ciencia?

El usuario adopta un comportamiento muy determinado en su búsqueda de información en Internet. Cuando un usuario aterriza en una página web y busca algo que le interesa en ella, sigue los siguientes pasos:

Navega por la web

El usuario intenta ubicar los productos o contenidos de forma intuitiva, guiándose por los menús principales y secundarios de la página.

Utiliza el buscador

Cuando el usuario no encuentra lo que busca en los menús principales recurre al buscador, es decir, intenta llegar al contenido que le interesa mediante palabras clave.

Contacta con el Webmaster

Cuando el buscador tampoco le devuelve los resultados esperados, el usuario se pone en contacto con el responsable del sitio.

¿Hasta aquí qué tal? Bien, pues el objetivo de la arquitectura de la información es que el usuario no tenga que recurrir ni al segundo ni al tercer paso.

Esperamos que os haya quedado claro este concepto. En el siguiente post os explicamos cómo plantear una buena arquitectura de la información en vuestros proyectos web.

Hasta la próxima! 😀