Lo que deberías saber sobre Usabilidad web

Lo que deberías saber sobre usabilidad

Las claves básicas de la Usabilidad no son difíciles de entender…

No he hablado demasiado de usabilidad ni de experiencia de usuario, y este post va a ir muy en la línea de aquel que publiqué hace meses sobre diseños intuitivos. Aunque puede que no os motive demasiado a aquellos que me seguís, supongo que preferís temas más enfocados al Marketing Online.

Pero… ¿qué sería del Marketing Online si no contamos con páginas web fáciles de entender y navegar? ¿De qué nos sirve tener una web bien posicionada o con una presencia óptima en redes sociales, si nuestros potenciales clientes huyen nada más aterrizar en nuestras webs por lo caóticas que son?

Evita que haya demasiados niveles de navegación

¿Niveles de navegación? What? Me explico. Cuando entráis en una web y tenéis que hacer mil clicks en secciones, subsecciones y subsubsubsecciones para llegar a la información que buscáis, se dice que esa página tiene demasiados niveles de navegación. Lo primero que debemos hacer en este sentido es construir árboles de contenido sencillos, y situar la información tan “arriba” como esas estructuras nos lo permitan.

Sed más precisos con las categorías

Algunos usuarios intentarán localizar lo que bscan navegando por las categorías, pero no siempre lo encontrarán. ¿Es demasiado tonto para pillarlo? ¿O es que el diseñador o consultor de UX es un inepto que no sabe hacer su trabajo? Pues ni una ni la otra. Nadie tiene la culpa de algo así, es totalmente normal que dos personas consideren oportuno colocar una información en dos categorías distintas. ¿Solución? Sienta delante de tu proyecto a otras personas ajenas a él y diles que busquen algo en concreto. Pero navegando por los menús y las categorías, ¡no vale utilizar el buscador!.

Los enlaces tienen que parecer enlaces

Parece obvio, pero si los enlaces de vuestra página web no aparecen subrayados y en un color distinto al del resto del texto, pasará desapercibido y el usuario no se percatará de que puede pinchar ahí. Otra buena práctica en este sentido es que, si puede ser, no diferenciéis si un enlace ha sido visitado o no. Está pasado de moda, no queda bien y es incómodo a la vista.

Optimizad vuestro buscador interno

Cuando un buscador no funciona bien en una web, pueden ocurrir varias cosas: que no se tenga en cuenta la ortografía utilizada por el usuario; que los resultados que devuelve no estén ordenados por relevancia; o simplemente que estos no tengan mucho sentido.

¿Cómo arreglar esto? Antes de consultarlo con vuestro programador, tendréis que hacer una serie de pruebas: mirad cuáles son las palabras clave más buscadas de vuestra página y comprobad el tipo de resultados que el buscador de vuestra web está devolviendo para esas keywords. Buscad por los productos más importantes de vuestra empresa y por otras palabras clave más genéricas. ¿Estáis contentos con los resultados que devuelve el buscador? Si es que sí, genial, pero si es que no, ha llegado el momento de hablar con vuestro programador.

No aburráis a los usuarios

Hay veces en que un sitio es totalmente usable, es fácil de navegar, no cuenta con categorías demasiado liosas, los procesos de compra son sencillos y su buscador interno va de lujo. Pero su mayor problema es que aburre.

Crea experiencia, utiliza un lenguaje cercano, emplea colores llamativos en aquello que quieras resaltar, crea vídeos acerca de tus productos, ofrece la posibilidad de personalizarlos online, comparte fotografías de calidad y fácilmente ampliables… hay mil maneras, y seguro que puedes aprender mucho de tus competidores.

¿Conocíais estas nociones básicas de usabilidad?

Imagen ilustrativa
Thanks to Aaron Fulkerson for the image.

Anuncios

Qué es Benchmarking. Lo aplicamos a Internet

Benchmarking-competencia

Seguramente es la primera vez que escuchas este palabro y te pasará como a mi cuando lo descubrí: se te quedó la cara como si acabaran de decirte algo en japonés.

Bien, si has llegado hasta aquí es porque te interesa saber qué es benchmarking, qué queremos decir cuando utilizamos esta palabra para referirnos a servicios de e-Business.

Se trata de un concepto nacido de la administración de empresas y que consiste en el análisis continuo de productos y/o servicios de otras empresas con el fin de detectar las mejores prácticas de un sector y aplicarlas a nuestro negocio.

En el mundo online, lo aplicamos al estudio del “saber hacer” de las empresas del sector en Internet, tanto en sus páginas web como en sus blogs y redes sociales o métodos de promoción online. Ya hay empresas que ofrecen servicios de benchmarking en Internet.

Fases de un benchmarking en Internet

Antes de empezar

  • Lo primero que hay que hacer es pensar qué vamos a analizar. La presentación de un producto, de un servicio, los contenidos, el día a día en redes sociales.
  • Lo segundo es definir qué empresas vamos a analizar, cuáles son nuestros competidores. Es muy importante definir bien desde el principio qué negocios nos interesa y qué negocios no vamos a tocar.

Análisis de la competencia

  • El método a utilizar será siempre la observación. Describiremos el objeto del análisis. Cómo se presenta la información en la web, qué mensajes transmiten, el tono que emplean. En el caso de analizar sus campañas en redes sociales, veremos cómo integran su web de empresa con los Social Media, la frecuencia de publicación, los temas que tocan, la audiencia y difusión que tienen.
  • Lo compararemos con nuestra web y nuestros métodos, y así veremos en qué estamos fallando.
  • Lo siguiente será preguntarnos cómo vamos a integrar esto en nuestro negocio online.

Integración de las mejores prácticas

El siguiente paso es poner en práctica lo aprendido, aplicar las mejores prácticas a nuestra página de empresa. Y lo más importante, estar constantemente informado realizando este proceso de vez en cuando.

Medición de resultados

Periódicamente habrá que fijarse en los efectos que ha tenido la integración de mejoras en nuestra web o redes sociales. ¿Hemos vendido más cantidad de un determinado producto? ¿En qué ha afectado el cambio que hemos aplicado? ¿nos han contactado más veces desde la web para contratar nuestros servicios?

Espero que os haya quedado más claro qué es benchmarking y cómo lo aplicamos a la presencia de nuestro negocio en Internet.

Hasta otra! 🙂